Cómo y por qué cuidar el servicio al cliente.

Cómo y por qué cuidar el servicio al cliente.

En muchas compañías no se da la importancia que merece al servicio cliente. Después de que el cliente ha efectuado su compra, la empresa se va olvidando de él, no dándole el seguimiento necesario para mantener una relación que pueda optimizar más ventas. Hay algunos casos donde la empresa no hace nada para cuidar la relación y preguntándose por qué el cliente ya no está realizando compras.

Todas las compañías deben tener por lo tanto, una estrategia apta a mantener el contacto con el cliente, que no sea invasiva de manera que podamos mantener la conexión sin exasperar con ofertas que puedan ocasionar la ruptura del contacto.

Uno de los métodos que pueden ser eficaces a ese tipo de acción es el uso del blog y de los correos electrónicos, enviando así información y contenidos que puedan ser de utilidad a las compras efectuadas, o que puedan tener una base estratégica para futuras ofertas.

Otra técnica dejada, pero que posee su eficacia es la carta comercial. Pocas empresas hacen uso del envío de cartas comerciales con destino directo a la persona interesada, dándole así una importancia personalizada que resulta siempre bien agradecida.

En los correos electrónicos y las cartas comerciales debemos hacer uso de un copywriting adecuado, o sea, debemos usar el mejor arte en la escritura comercial, como especificamos en el artículo antecedente. Nuestro texto debe estar siempre orientado a la exigencia del cliente, valorando sus necesidades, en cuanto debe destacar los beneficios que el cliente va a recibir con el producto y no las cualidades del producto. Es establecido que se crea más interés cuando nos preocupamos más por sus necesidades que de nuestro deseo de ventas.

Manejar el contacto en estas formas nos permite una relación más transparente con el cliente que nos beneficia de testimonios positivos que también crean una influencia tangible sobre nosotros y nuestros productos, dándonos la credibilidad que favorece el aumento de clientes y ventas.

Debemos aprender a escribir textos comerciales de calidad muy buena con una predisposición curada a los intereses del cliente. Nuestras escrituras tendrán un valor determinante al orientar al cliente a la compra y a crear influencia apta a valorar a la empresa y los productos.

La fase de la postventa debe tener importancia tanto como la preventa. Es una fase muy delicada que necesita toda nuestra concentración para afinar técnicas que desarrollen esta comunicación con el cliente de tal manera que se sienta cuidado.

Es importante que nuestro contacto sea constantemente activo, creando información y ofertas que sean aptas a mantener una relación óptima, sin exagerar en volumen y frecuencia. Esta relación formal casi amistosa hace que el cliente nos tenga presente, acordándose así también al momento de realizar una compra, de nuestra empresa y nuestros productos.

El esfuerzo de crear una correlación que va más allá de lo formal, crea una situación más propensa a la venta y predispone al cliente a recomendar el producto por la excelencia del servicio recibido. La empresa no debería enfocarse solamente en el producto, sino pensar también en brindar un servicio exclusivo y que haga la diferencia frente a la competencia.   Un excelente servicio a paridad del producto, seguramente, agrega el valor necesario a la decisión de compra.

Diferenciarnos es un elemento básico que puede resultar determinante para mantener al cliente y ganar la decisión de un potencial cliente.

Marketing Activo 468×60

Related posts

Deja un comentario